NORMATIVA PARA PASEAR POR EL CENTRO DE ROMA

Imagen

En Roma, el Ayuntamiento ha prohibido comer en las calles del centro histórico, estableciendo multas de 25 a 500 euros. El decreto municipal prohíbe pararse a comer, beber o cualquier forma de acampada “en zonas de particular interés histórico, artístico y arquitectónico” del centro romano.

La foto es de Oliver-Bonjoch

¡Saludos Viajeros!

LABNEH (COCINA DEL MEDIO ORIENTE)

El Labneh o Labaneh que es la pronunciaciòn correcta, es yogur concentrado por pérdida de suero mediante drenaje, es una especie de queso de yogur muy típico en nuestras cocinas del Medio Oriente donde es habitual el desayuno árabe de pan de pita con labneh aceite de oliva y humus, también utilizado como aperitivo o como postre, se elabora tanto dulce como salado, tiene una consistencia entre el queso y el yogur, dependiendo del tiempo de drenaje o perdida de suero tiene una textura variable que va desde cremoso para untar tipo Philadelphia hasta formar bolas cremosas pero maleables.

En Oriente Próximo se denomina yogur concentrado o yogur de invierno.

La forma casera de elaborarlo es muy sencilla.

Ingredientes:

Yogur de leche de cabra oveja o vaca se puede hacer con yogures cremosos o descremados, naturales o azucarados.

Una tela fina de algodón.

Una cuerda o goma elástica.

Un cuenco o una jarra.

Si lo vamos a utilizar salado con una cucharada de sal por cada litro de yogur es suficiente.

Preparación:

Echamos el yogur en la tela que debe ser suficientemente grande para permitirnos hacer un saquito uniendo las cuatro puntas, las cuales amarramos con la cuerda o la goma elástica, cerramos el saquito y lo colocamos en suspensión dentro del cuenco o de la jarra. Colocando una cuchara atravesada en la boca podemos mantenerlo amarrándola a esta, que deje espacio en el fondo para que no esté en contacto con el suero que va perdiendo. Lo metemos en nuestro refrigerador y luego de haber pasado unas 4 horas podemos disponer de él; en este tiempo tendremos queso de yogur para untar (tipo Philadelphia). Si lo mantenemos 24 horas tendremos el Labneh para poder hacer bolas o cualquier otra forma, en caso de hacerlo salado le añadimos la sal y lo mezclamos antes de ponerlo en la tela.

Y las bolas se  conservan en un recipiente hermético, sumergidas en un buen aceite de oliva.

Lo podemos tomar con miel, azúcar frutos secos picados, canela en polvo, mermeladas, carne de membrillo, chocolate rallado, etc.

El Labneh salado se toma con un poco de aceite de oliva, corteza de limón rallada, ajos picados, tomillo, en ensaladas, etc,

Se puede mezclar con todo lo que nos guste que seguro que estará muy bueno.

La receta ha sido copiada literalmente de la página de Google+ de Felix Clubadn con su permiso http://www.clubadn.com/.

¡Saludos Viajeros!